Productos
  • Productos
  • Contenido
    Las imágenes de los productos son meramente ilustrativas y puede que no sean la representación exacta del producto.

    Correas G-Force® C12®

    Diseñada utilizando técnicas de análisis de elementos finitos (FEA) que incluyen las últimas tecnologías de construcción, materiales y medida, las correas de transmisión G-Force® C12® de Gates® están diseñadas para un ajuste, rendimiento y durabilidad superiores para los equipamientos todoterreno recreativos y utilitarios actuales. Como las primeras de una nueva generación de transmisión variable continua (CVT), las correas G-Force® están construidas con diseños dentados dobles o simples para un ajuste exacto a las correas de fabricantes de equipamiento original. Pruebas extremas en entornos controlados, así como en vehículos de carreras, han demostrado el alto rendimiento y durabilidad de las correas G-Force®, sin necesidad de ajustes de acoplamiento en la instalación.

    • En la fabricación se utilizan cuerdas de tracción de aramida avanzada y goma reforzada con fibras para su durabilidad y fiabilidad.
    • El diseño dentado trapezoidal superior y dentado redondeado inferior ofrecen una resistencia térmica óptima.
    • Pruebas con dinamómetro muestran que las correas G-Force® duran hasta cinco veces más que otras correas de alto rendimiento.

    Todas las piezas

    Pieza # Producto # Descripción Ancho superior (pulgadas) Ancho superior (mm) Longitud efectiva (pulgadas) Longitud efectiva (mm) Primitiva Ángulo Circunferencia exterior (pulgadas) Circunferencia exterior (mm) Sección Número de ranuras

    Las correas G-Force® C12® convierte a los pilotos en ganadores.

    Cuando se trata del equipo de su vehículo de carreras, necesita sistemas líderes en la industria para hacer que su nombre aparezca en la clasificación. Nuestras correas G-Force® del mercado de repuestos están hechas para sus aplicaciones de alta velocidad e intensidad, diseñadas con materiales compuestos avanzados y probadas en las pistas de carreras.

    Nuestros expertos en aplicaciones diseñaron las innovadoras correas G-Force® C12® con cuerda de tracción de carbono para lograr un estiramiento mínimo con una fuerza extraordinaria, lo que permite una potencia máxima en toda la curva de cambio para una aceleración más rápida, una mejor respuesta del acelerador y un rendimiento en carrera óptimo.

    Características y beneficios

    • Neopreno de alto rendimiento con un diseño dentado trapezoidal superior y dentado redondeado inferior.
    • Las cuerdas de tracción de carbono proporcionan una aceleración más rápida, una respuesta mejorada del acelerador y un rendimiento de cambio constante.
    • Estiramiento mínimo bajo carga para una RMS de cambio constante.
    • Correa de fácil instalación sin ajustes de acoplamiento construida según fabricantes de equipamientos originales.
    • La tecnología de medición patentada asegura un ajuste exacto.
    • Diseñadas para cumplir o superar los estándares de equipos originales.
    • La primera correa CVT que utiliza una cuerda de tracción de carbono.

    Su correa no se romperá. Haga el rodaje.

    Si no hace el rodaje de la correa correctamente, acabará pulverizando la correa en lugar de dominando el terreno. De hecho, la mayoría de los fallos de las correas para aplicaciones de deportes a motor se pueden atribuir al ajuste incorrecto del acoplamiento y el embrague; o a no hacer el rodaje de la correa. Siga estos tres pasos para garantizar el mejor rendimiento y la vida más larga de su correa G-Force®.

    1. Instalar la correa adecuada. El uso de una correa que es incluso ligeramente diferente a las especificaciones del equipo original puede afectar el rendimiento o hacer que se detenga.

    2. Alinear y limpiar. Alinee los embragues de acuerdo con las especificaciones del fabricante y limpie las poleas con una almohadilla Scotch-Brite™. Elimine los residuos viejos de la correa, el alisado, los aceites y los desechos con alcohol o acetona en el área de la polea del embrague. No use un limpiador de frenos.

    3. Instalarla y hacer el rodaje. Realice dos ciclos de calor en 20 millas. Accione de forma moderada durante todo el rango de cambios sin accionar más de ¾ el acelerador. Vuelva a colocar la correa a la temperatura de funcionamiento normal (15 minutos), luego apáguela y enfríe completamente la correa durante 30 minutos. Repita el proceso.